En la página principal de la web oficial del Ayuntamiento leonés de Santa Coloma de Somoza (http://www.aytosantacolombadesomoza.es) aparece el enlace a “Un reino secreto”, un audiovisual de 10,35 minutos de duración, en el que puedes pensar que vas a presenciar un desfile de atractivas imágenes turísticas, pero en realidad te permite realizar un intemporal viaje insólito y penetrar en el alma de este especial pueblo maragato, impactándote con su final provocador: Te esperamos en el corazón de la Maragatería, mirando desde el horizonte el futuro porque así lo quisieron nuestros antepasados; os damos la bienvenida, porque arrieros somos y en el reino secreto de Santa Colomba de Somoza nos encontraremos”.

Un reino secreto. Me gustó, como punto de partida. Era el auténtico punto de partida de esta historia que aparentemente comenzó en 1880, pero que en realidad tiene siglos de existencia, comenzando en el tiempo lejano en el que los maragatos comenzaron a hacer camino hacia Galicia y hacia Madrid, vida itinerante que en este caso cristalizaría en Lugo, como en infinitos casos más lo hizo en muy diversos lugares de Galicia.

Y, efectivamente, en ese reino secreto nos encontraremos, porque para comenzar este viaje en pos del misterio (milagro?) maragato, partiendo de Lugo, punto de llegada, viajamos a Santa Colomba, punto de partida, comienzo de la historia.

Nos vamos desde Lugo a Santa Colomba de Somoza Maricarmen Pérez-Carro, Antonio Giz, que pondrá en orden esta historia y Xulio Xiz. Antonio y Xulio vamos persiguiendo una historia. Maricarmen, toda ilusión, busca sus antecedentes, su origen, su historia. 

Tenemos dos excelentes contactos que en Santa Coloma nos aguardan: Uno es Juan Ángel Carro, hijo de Quichín, primo de los actuales Carro lucenses en tercer o cuarto grado, que fue secretario de Ayuntamiento en la Maragatería, y el otro, la primera autoridad de Santa Colomba, su alcalde, el Popular José Manuel Nieto García. Nos vamos al corazón de la Maragatería.